domingo, 29 de marzo 2015

Marzo 2015

Nueve de cada diez andaluces creen que el ayuntamiento debe ser la administración que preste los servicios a la ciudadanía

Siete de cada diez entrevistados en la última Encuesta de la Realidad Social de Andalucía declaran que preferirían elegir al acalde de su municipio directamente en unas elecciones diferentes a la de los concejales

Nueve de cada diez andaluces consideran que los servicios a la ciudadanía deben ser prestados por la administración más cercana, el ayuntamiento, y también que los ayuntamientos deberían tener capacidad de decidir qué servicios presta, aunque sólo dos de cada diez apoya la idea de que puedan subir o bajar impuestos libremente. Estas son algunas de las opiniones que se desprenden de la última oleada de la Encuesta de la Realidad Social de Andalucía del Centro de Estudios Andaluces en la que se ha preguntado por diferentes aspectos del Gobierno local y los servicios municipales. 

Esta encuesta, realizada a una muestra de más de 1.000 personas residentes en Andalucía mayores de 16 años, revela que para el 35% de la población consultada el ayuntamiento es la entidad que mejor gestiona la prestación de los servicios municipales por delante de fórmulas que implique la colaboración con asociaciones (20%) o empresas (13%). Sólo una minoría del 5% cree que son las empresas privadas las que mejor garantizarían la gestión de los servicios municipales y un porcentaje aún menor (3%), organismos especializados de la Comunidad Autónoma o del Gobierno central.

En el caso de que los servicios municipales no se puedan prestar por falta de fondos, la mayoría de los encuestados opina que debería asumirlos una administración superior, sobre todo, cuando se trata de la prestación de servicios sociales a mayores, dependientes o personas sin recursos (60%) o de servicios urbanos básicos (limpieza de calles, basura, agua…). En estos casos, en torno al 20% de los andaluces preferiría hacer recortes para ajustarse al dinero disponible y sólo una minoría pediría un préstamo (5%) o prescindiría de la prestación del servicio (1%). Esta última opción es, sin embargo, la más compartida en el caso de iniciativas para el desarrollo económico basadas en la construcción de nuevas infraestructuras o equipamientos culturales, deportivos o de negocios. Las opiniones en esta cuestión están divididas: si para casi el 27% habría que prescindir de la realización de estas obras; el 25 % opina que debería asumirlas otra administración y el 24 % optaría por ajustar el presupuesto.

Ocho de cada diez andaluces se muestran de acuerdo con fórmulas que faciliten la eficacia de la administración como la fusión de pequeños municipios, la coordinación entre municipios o la fijación de criterios comunes para la prestación de los servicios en todos los municipios.

En una escala de satisfacción de 0 a 10, los servicios municipales en su conjunto reciben una puntuación media de 5,8. Destacan los servicios urbanos básicos (limpieza, basura, agua…) y la policía local, con una media de 6,4 y 6,3 puntos, respectivamente; algo menos puntúan movilidad (tráfico, transporte público…) y los servicios y actividades culturales (6,1 puntos en ambos casos), así como los servicios sociales (6,0 puntos). Con la menor puntuación se sitúan las iniciativas o proyectos para generar actividad económica y empleo (4,1 puntos).

Representación y transparencia 

El 70% de los andaluces opina que el alcalde o alcadesa de un municipio debería ser elegido directamente por la ciudadanía en unas elecciones diferentes a la de los concejales. El 19% de la población consultada cree debe ser elegida la persona que encabece la lista más votada, aunque no obtenga más del 50% de los votos, mientras que el 11% restante considera que debe ser la persona que acumule más apoyos entre los concejales elegidos en las elecciones municipales.

Sólo el 9% de la población consultada declara que quienes mejor defienden sus demandas, problemas e intereses en el ámbito municipal son alcaldes y concejales. Son los propios ciudadanos quienes mejor lo hacen en opinión de cuatro de cada diez, junto a asociaciones y otros organismos participativos. 

Respecto a transparencia, las opiniones de los andaluces también son negativas. Si bien el 40% de las personas entrevistadas opina que es fácil saber qué servicios y actividades realiza el ayuntamiento, el 48% piensa lo contrario. El 75% cree que cuesta mucho trabajo saber qué hacen los políticos locales y el 58% que los ayuntamientos no ofrecen suficiente información a los ciudadanos sobre sus decisiones.

La Encuesta Realidad Social en Andalucía es un proyecto de investigación del Centro de Estudios Andaluces destinado a conocer de forma continuada el estado de la opinión pública andaluza sobre temas de interés social, económico y político. Su objetivo es doble, tanto hacer un seguimiento sobre el estado y evolución de la situación social, económica y política, a partir de la monitorización de diferentes indicadores sociales básicos y de amplio alcance, como informar acerca de la opinión de la ciudadanía sobre cuestiones de actualidad y relevancia pública. 

 

Fundación Pública Andaluza Centro de Estudios AndalucesC/Bailén, 50. 41001.Sevilla Tlf:955 055 210 - Fax:955 055 211