lunes, 16 de febrero 2015

La identidad andaluza como identidad cívica durante la construcción de la autonomía (1975-1982)

David Soto, Inmaculada Villa, Juan Infante y Santiago Jaén

Análisis de la influencia de la identidad andaluza como conciencia cívica durante la reivindicación de la autonomía de Andalucía: contexto, ciudadanía y partidos políticos.

FI04/15

El proceso autonómico andaluz fue uno de los acontecimientos más significativos de la transición a la democracia en España. Las movilizaciones en reivindicación de una autonomía que tuviera un mismo tratamiento que las nacionalidades históricas, culminadas en el referéndum del 28 de febrero de 1980, no sólo tuvieron impacto en Andalucía, sino que alteraron sustancialmente el modelo de articulación territorial del Estado diseñado en la Constitución de 1978.

Este informe, seleccionado como proyecto de investigación en la convocatoria del Centro de Estudios Andaluces de 2012, constituye una aproximación al proceso de construcción de la identidad andaluza en la transición a la democracia mediante una metodología atractiva y dinámica y a través de la recuperación de fuentes poco conocidas. Se estructura en cuatro grandes bloques que analizan los conceptos de ‘Andalucismo y Nacionalismo'; ‘La conciencia del atraso y la crisis económica en la Andalucía de los setenta'; ‘La identidad de los andaluces durante la transición a través de las encuestas de opinión'; y ‘La identidad andaluza en los partidos de izquierda durante la transición'.

Tras el estudio de estos cuatro aspectos los investigadores concluyen que al filo de la reivindicación autonómica se va configurando un consenso básico entre los partidos de izquierda en torno al significado de Andalucía y al sentido que debe tener el autogobierno que es capaz de empatizar razonablemente bien con la percepción que los propios andaluces tenían de sí mismos. Este tipo de identidad, escasamente fundamentada en elementos étnicos, se articula en torno a un discurso que interpretaba la situación de Andalucía como de subdesarrollo respecto al resto del Estado y que entendía que la solución a estos problemas solo llegaría de la autonomía y de la democracia.

Esta identificación entre democracia, autogobierno y solución a los problemas sociales y económicos constituyó un poderoso instrumento movilizador que, no solo acabó por conseguir una autonomía con las máximas cotas competenciales, sino que también logró alterar el modelo de articulación territorial en el conjunto del Estado.

El trabajo ha sido desarrollado por los investigadores de la Universidad Pablo de Olavide David Soto, Inmaculada Villa y Juan Infante, y por Santiago Jaén, de la Universidad de Jaén.

Fundación Pública Andaluza Centro de Estudios AndalucesC/Bailén, 50. 41001.Sevilla Tlf:955 055 210 - Fax:955 055 211