lunes, 28 de enero 2019

Una investigadora de la Universidad de Sevilla recibe el primer Premio Tesis por su trabajo sobre Plácido Fernández Viagas

El segundo premio ha recaído en una tesis dedicada a analizar los costes sociales la atención a personas con Alzheimer y otras demencias; mientras que el tercer galardón ha reconocido un estudio sobre el proceso de modernización de la agricultura española y andaluza en el siglo XX

La directora del Centro de Estudios Andaluces Mercedes de Pablos y el subdirector de Acción Social de la Fundación Cajasol Luis Miguel Pons han hecho entrega hoy de los galardones a los autores de las tesis premiadas en la XIV edición de los Premios Tesis Doctoral, convocados conjuntamente por ambas entidades, y que en esta última convocatoria han recaído en los siguientes trabajos:

Primer premio (6.000 euros): ‘La forja de la ciudadanía andaluza: la labor política de Plácido Fernández Viagas’, de la investigadora de la Universidad de Sevilla, Lola Villar Lama.

Segundo premio (3.000 euros): ‘Estudio de costes sociales, directos e indirectos, de la atención a personas con demencias tipo Alzheimer en Andalucía’, del investigador de la Universidad de Granada, Manuel Ruiz-Adame Reina.

Tercer premio (2.000 euros): ‘El aprovechamiento de las aguas subterráneas en la modernización de la agricultura española del siglo XX: cambio tecnológico e iniciativa estatal’, del investigador de la Universidad de Almería, Francisco Javier Martínez Rodríguez.

Las tres tesis galardonadas en esta última edición han sido reconocidas por el Jurado de los Premios Tesis Doctoral entre los cinco trabajos finalistas con mayor puntuación en la fase de evaluación externa por parte de personal investigador especialista, en la que se valoran tanto la calidad científico-técnica como la trasferencia de resultados y la aplicabilidad práctica de contenidos para Andalucía. Un procedimiento, la evaluación externa, con el que se garantiza los principios de transparencia y objetividad de este premio a la investigación de excelencia. 

En esta última convocatoria han participado más de una veintena de trabajos defendidos en universidades andaluzas durante el periodo académico 2017-2018, calificados con sobresaliente con mención cum laude. La Universidad de Granada es la que ha contado con mayor representación con el 35% de las tesis presentadas, seguida de las Universidades de Sevilla y Córdoba, con el 15% respectivamente, y la Universidad de Málaga, con el 10% de los trabajos que han concurrido a esta última convocatoria. Con un 5% de representación cada una, completan la lista de universidades andaluzas de Almería, Cádiz, Huelva y Pablo de Olavide de Sevilla. También se han recibido trabajos defendidos en la Universidad Loyola Andalucía. 

Respecto a las temáticas que más tesis han aglutinado entre las líneas de investigación propuestas, destacan los trabajos relacionados con el bienestar y la realidad social en Andalucía, la eficiencia del sistema educativo y la construcción de la identidad andaluza.

Primer premio

A partir de la consulta  y recopilación de diversas fuentes (testimoniales, archivistas, hemerográficas y bibliográficas), la tesis premiada con el Primer Premio se centra en la  actividad como presidente del primer Gobierno Preautonómico de Andalucía de Plácido Fernández Viagas y en su contribución a la construcción de lo que él mismo denominaría “ciudadanía andaluza”.

Así, este trabajo no sólo profundiza en la figura del político, sobre el que estaba pendiente hacer una biografía seria y rigurosa, sino que también arroja luz sobre el turbulento clima político que vivía Andalucía en 1978, en plena efervescencia por el debate autonómico, aquejado por la difícil co-habitación entre instituciones y representantes elegidos democráticamente y los reductos finales del franquismo, y la gravedad de la realidad socioeconómica, provocada por la crisis en el campo con el consiguiente rebrote de las movilizaciones campesinas y jornaleras. 

En  este contexto de encrucijada social y política hay que situar la constitución de la Junta Preautonómica de Andalucía y el nombramiento el 27 de mayo de 1978 de Plácido Fernández Viagas como presidente, magistrado perteneciente a Justicia Democrática y senador socialista electo en las elecciones constituyentes de 1977. Este primer gobierno preautonómico apenas duró un año y tuvo que hacer frente a numerosos envites y retos que generaba el difícil clima político. No obstante, la demanda democrática y autonomista que representaba este primer gobierno encabezado por Fernández Viagas no vio mermada su capacidad para generar consenso. 

En su mandato hay que situar, de una parte, la reunión que promueven los partidos andaluces en Ronda, en el verano de 1978, para iniciar las labores de redacción de un borrador de Estatuto de Autonomía para Andalucía; y de otra, su oferta por promover un pacto general de consenso autonómico andaluz que finalmente será rubricado el 4 de diciembre de 1978 –un año después de las emblemáticas manifestaciones pro autonómicas celebradas en todas las capitales de provincia andaluzas– y que pasará a la historia como ‘Pacto de Antequera’.

El Pacto de Antequera, del que se conmemora el 40 aniversario, firmado por las once fuerzas políticas implantadas por aquel entonces en Andalucía (FSA-PSOE, UCD, PCE, AP, PSA, PTA, DCA, ID, RSE, ORT, ACL), declaraba en su artículo primero: “Los partidos políticos abajo firmantes se comprometen a impulsar y desarrollar los esfuerzos unitarios encaminados a conseguir para Andalucía, dentro del plazo más breve posible, la autonomía más eficaz en el marco de la Constitución”. Todas las formaciones políticas se posicionaron decididamente en la reclamación de la autonomía plena, de ahí que se coincida en calificar este histórico acuerdo sin precedentes como “la piedra angular del proceso autonómico andaluz”; la carta de naturaleza, primero, del referéndum del 28 de febrero de 1980 y del camino hacia la ratificación del primer Estatuto de Autonomía de Andalucía, el 30 de octubre de 1981.

Esta tesis hace una aportación significativa al conocimiento del primer Gobierno Preautonómico y de la transición política en Andalucía a partir de la figura de quien fuera su presidente, Plácido Fernández Viagas, quien a causa del agitado clima político sufrió un acelerado desgaste pero que, no obstante, es considerado como una figura clave en la historia reciente de la Andalucía. Empeñado en alejar viejos fantasmas del pasado y en porfiar en el acuerdo, suya es la conocida frase: “Soy un hombre sin memoria… Y un hombre sin memoria difícilmente puede tener enemigos”. 

Lola Villar Lama es licenciada en Filosofía por la Universidad de Sevilla y profesora de Filosofía en el Instituto Néstor Almendros de Tomares (Sevilla). Su interés académico se centra en el pensamiento español y en la historia de España, especialmente en la influencia y participación de los intelectuales españoles en su realidad política. Ha llevado a cabo estudios sobre la idea de España en Cervantes y Ortega dirigida por el profesor Diego Sánchez Meca. 

Villar Lama ha realizado estudios de doctorado en el Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla en el programa Historia, Ideologías y Culturas Políticas Contemporáneas. En su tesina, se ocupó de la historia y la memoria en el pensamiento de Julián Marías. Su tesis doctoral la centró en la biografía de Plácido Fernández Viagas, dirigida por el historiador Manuel Moreno Alonso. En relación con el juez y político de la Transición, ha sido coguionista y documentalista en el documental ‘Plácido Fernández Viagas, donde habita el olvido’, producido por Tesela Producciones para Canal Sur.

Segundo premio

Las demencias, y su dependencia asociada, afectan en España a una cifra superior a las 500.00 personas, y son más de 91.000 en Andalucía. El objeto de la tesis ganadora del Segundo Premio es estudiar los costes asumidos por las personas que cuidan a pacientes con Alzheimer y otras demencias en el ámbito de Andalucía, y relacionar a estos con la aportación de los sistemas públicos de protección social y los diferentes estadios del síndrome. Adicionalmente, se plantea establecer una estimación del coste social que supone la atención a las personas con demencias a fin de establecer una ponderación de la participación de la familias, en base a la comparación respecto al PIB de la Comunidad y de España para el año en que se recopilan los datos, 2012, realizando una comparativa en diferentes escenarios de estimación de costes. 

Esta tesis doctoral se realiza a iniciativa de personas afectadas a través de las asociaciones de enfermos de Alzheimer y otras demencias de Andalucía –en base a una muestra de un total de 778 casos– quienes desean poner en valor la contribución que las personas cuidadoras aportan no sólo a nivel emocional y físico, sino también económico. 

Las demencias representan una importante causa de preocupación entre los afectados y familias de personas con este problema, entre clínicos, e igualmente para las autoridades sanitarias, sociales, responsables económicos y para la sociedad en general por su alta prevalencia, la dependencia que conllevan y el coste que implican. Pese a las coberturas sanitarias y sociales, lo cierto es que la mayor parte del cuidado de las personas que padecen demencias se realiza en el propio domicilio y por parte del propio entorno familiar.

Esta tesis doctoral plantea, en base a la investigación aportada, una serie de ideas de mejora en el conocimiento de los costes en el entorno sanitario, las pérdidas de productividad que ocasionan las enfermedades, la valoración monetaria de las horas de cuidado personal prestado a personas con falta de autonomía personal y cómo se ve afectado el bienestar de aquellas personas cuidadoras de personas con dependencia.

Licenciado en Economía, en Filosofía y en Ciencias de la Educación por la Universidad de Sevilla, Manuel Ruiz-Adame Reina es Máster en Economía de la salud, gestión sanitaria y uso racional del medicamento y Máster en Gerontología. Actualmente es miembro del grupo de investigación ‘Economía pública y globalización’ de la Universidad de Granada, en el departamento de Economía Aplicada, en el que imparte clases de Economía del Trabajo, en el grado de Relaciones Laborales y Recursos Humanos, y de Economía Política, en el grado de Finanzas y Contabilidad. 

Su tesis, dirigida por Juan de Dios Jiménez Aguilera y Manuel Correa Gómez, del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Granada, ha sido publicada en revistas nacionales e internacionales como Gaceta Sanitaria, Dementia: The International Journal of Social Research and Practice o Scandinavian Journal of Caring Sciences.

Tercer premio

Andalucía se encuentra en la actualidad a la cabeza de las comunidades autónomas españolas en producción agrícola. En lo que a provincias se refiere, la productividad de la tierra alcanza su máximo nacional en la provincia de Almería con 16 euros/ha, seguida de Huelva en segundo con 11,2 euros/ha. La naturaleza exportadora de la producción agrícola almeriense y onubense condiciona estos resultados, fundados en la capacidad de comercializar productos hortofrutícolas de alto valor añadido durante los meses más fríos en el continente europeo, gracias a las temperaturas medias anuales de estas provincias.

El incremento experimentado por el sector hortofrutícola en Andalucía se relaciona, en primer término, con la capacidad del aprovechamiento eficiente de los recursos hídricos subterráneos durante la segunda mitad del siglo XX, ya que es precisamente en las zonas más áridas con menos disponibilidad de recursos hídricos superficiales y altas temperaturas donde estos cultivos alcanzan una mayor rentabilidad económica. Un caso paradigmático es el denominado “milagro económico” de la provincia de Almería, donde un modelo de producción hortofrutícola sustentado originariamente en el empleo de las aguas subterráneas ha permitido a la provincia pasar de estar situada en la cola del ranking nacional del PIB per cápita en 1955, con sólo un 52% de la media nacional, a alcanzar un 85% de la media en el cambio de siglo. 

La tesis galardonada con el Tercer Premio analiza cuál fue la evolución tecnológica en el aprovechamiento de las aguas subterráneas y la implementación en el territorio de las mismas para que fuera posible en Andalucía el boom agrícola que se produjo durante la segunda mitad del siglo XX, además de describir las políticas estatales seguidas para el fomento de la agricultura de las aguas subterráneas, de las que las provincias andaluzas se vieron ampliamente beneficiadas. 

La sucesión de una serie de mejoras en los sistemas de perforación y elevación permitió que se alcanzara la madurez tecnológica en el empleo de los recursos hídricos a nivel mundial a finales de la década de los cuarenta. Sin embargo, la situación económica en España en esos años y el predominio de una política autárquica impidieron el acceso y difusión de estas nuevas tecnologías. La apertura internacional de España en los años cincuenta y el avance económico del país a partir de finales de dicha década tuvieron como nexo de unión el sector agrario y la ayuda de los Estados Unidos. La modernización de la agricultura española terminó con el atraso secular de un sector clave en el desarrollo económico a través de la ruptura de un cuello de botella tecnológico para el que fue trascendental el concurso norteamericano. En el caso particular del aprovechamiento de las aguas subterráneas, la ayuda americana jugaría un papel especialmente destacado. 

Esta tesis viene a contribuir a conocer mejor un proceso con una importante trascendencia para la historia contemporánea de Andalucía que contribuyó a transformar y mejorar el bienestar, la calidad de vida, la realidad social y el empleo en muchas comarcas y provincias andaluzas, además de redundar positivamente en términos generales en la economía andaluza y en el papel de su producción agraria en el contexto nacional y europeo.

Francisco Javier Martínez Rodríguez es Máster en Agua y Medio Ambiente en Áreas Semiáridas por la Universidad de Almería, Ingeniero Civil por la UCAM de Murcia e Ingeniero Técnico de Obras Públicas en Hidrología por la Universidad Politécnica de Valencia. En la actualidad, trabaja en la Diputación de Almería. Sus líneas de investigación,  se centran en la búsqueda de técnicas sostenibles para la eliminación de la radiactividad natural de las aguas subterráneas para poder ser destinadas al consumo humano de la población.

En la Universidad de Almería ha sido director de los cursos ‘El agua en Almería. Análisis, problemas y soluciones’; ‘Especialista Universitario en diseño y ejecución de sondeos de captación de aguas subterráneas’ y ‘Legislación de aguas aplicada a la gestión’. También ha sido profesor invitado en las asignaturas de ‘Planificación y gestión de recursos hídricos’ y ‘Exploración y captación de aguas subterráneas’ del Máster Agua y Medio Ambiente en Áreas Semiáridas de la Universidad de Almería.

 

Fundación Pública Andaluza Centro de Estudios AndalucesC/Bailén, 50. 41001.Sevilla Tlf:955 055 210 - Fax:955 055 211