jueves, 10 de agosto 2017

Un estudio recupera la presencia de Blas Infante y de su lucha pro Estatuto de Autonomía en la prensa de 1936

El informe reúne más de 80 artículos publicados en diarios como El Liberal, ABC y La Unión, de Sevilla; La Voz, de Córdoba; la revista gaditana España y América, y el periódico almeriense Crónica Meridional, además del semanario El Socialista

El Liberal

Cuando se cumple el 81 aniversario del fusilamiento del Padre de la Patria Andaluza, la Fundación Centro de Estudios Andaluces publica el informe Blas Infante en la prensa de 1936, que analiza y reproduce 81 artículos relativos a la actividad política de Blas Infante y las iniciativas estatutarias, publicados en quince cabeceras de prensa española de 1936.

El triunfo del Frente Popular en las elecciones legislativas de febrero de 1936 dio un fuerte impulso a la causa autonomista andaluza. El letargo de las tesis autonomistas que se había producido durante el llamado Bienio Negro (1933-1935) dio paso a unos meses de efervescencia política en los que la Junta Liberalista de Andalucía, presidida por Blas Infante Pérez, además de varios representantes de ayuntamientos y diputaciones andaluzas, hicieron posible el renacer del movimiento en pro de la autonomía andaluza, hasta tal punto que en julio de 1936 todo indicaba que el proceso estatutario quedaría concluido antes de finales de año. De toda esta efervescencia autonomista informaban puntualmente los periódicos de dentro y fuera de Andalucía, como evidencia el estudio Blas Infante en la prensa de 1936.

El texto presta singular atención a la prensa andaluza, en especial a la editada en Sevilla -El Liberal, ABC y La Unión- y reproduce en sus anexos la totalidad de los artículos seleccionados procedentes de 15 cabeceras, como la cordobesa La Voz, el semanario El Socialista, El Heraldo de Madrid y la Crónica Meridional de Almería.

La presencia de Blas Infante en la prensa de 1936 se intensificó en los meses de mayo, junio y primera quincena de julio, coincidiendo con la aceleración del movimiento pro estatuto. El periódico editado en Sevilla y más vendido de Andalucía, El Liberal, así como La Voz de Córdoba, fueron dos de las cabeceras más identificadas con la lucha estatutaria, llegando incluso a crear secciones específicas para informar de las distintas acciones en pos del estatuto, que se fueron realizando en los distintos municipios andaluces, como Málaga, Melilla, Isla Cristina, Jerez de la Frontera, Carmona, San Fernando, Lebrija, Casares, Cádiz y un largo etcétera.

Su compromiso con la causa autonómica andaluza fue tal, que La Voz fue el periódico elegido por Blas Infante para publicar, el 30 de mayo de 1936, el cuestionario con el que instaba a municipios, entidades y particulares a pronunciarse sobre el anteproyecto de Estatuto de Andalucía -que había sido elaborado por la Asamblea de Córdoba en 1933-. En él también les preguntaba acerca de su opinión de la ciudad que debería albergar la reunión para designar la junta encargada de su redacción definitiva, o si tiene previsto enviar representantes o delegados para participar en el citado encuentro.

La vertiginosa actividad pro-Estatuto desplegada por Blas Infante, por otros políticos de la época -como los presidentes de las diputaciones de Sevilla, Hermenegildo Casas  y Cádiz, Francisco Cossí, el alcalde de Sevilla, Horacio Hermoso Araujo-,  y por otros intelectuales andalucistas, tuvo su fiel reflejo en la prensa de la época con la inclusión de crónicas, fotonoticias y reportajes. Es interesante reseñar que, al mismo tiempo que daban a conocer a la ciudadanía el calado de las acciones pro-Estatuto andaluz , los periódicos informaban del discurrir de otras aspiraciones estatutarias, como la vasca, catalana, gallega o canaria.

Especial mención merecen las informaciones publicadas en la prensa acerca de la Asamblea pro Estatuto Andaluz celebrada el 5 de julio de 1936. En esta importante Asamblea se designó una Junta Ejecutiva, con Blas Infante como presidente de honor, encargada de redactar el proyecto de Estatuto que debería ser aprobado por la Asamblea en una reunión programada para el último domingo de septiembre, habida cuenta de las vacaciones parlamentarias. El objetivo era presentar dicho proyecto en las Cortes ese mismo octubre y que el proceso estuviese concluido antes de finales de año. Una redacción que no llegó a concluirse ya que el Golpe de Estado del 18 de julio se llevó por delante todas las aspiraciones autonomistas.

No exento de críticas, el proceso de tramitación de los Estatutos también generó debate, rechazo e incluso burlas en la prensa del momento. Así, la sección dedicada a Huelva del diario El Liberal recogía en sus páginas las tensiones sufridas en torno a la propuesta estatutaria en el Ayuntamiento de Huelva, que llegó a deliberar la posibilidad de unirse a la región extremeña, aunque finalmente optó por asistir a la Asamblea pro Estatuto Andaluz celebrada en Sevilla la el 5 de julio de 1936. Por su parte, el periódico almeriense Crónica Meridional publicaba, el 5 de junio de 1936, una nota sobre los "Separatistas andaluces" en la que se afirmaba con grandes dosis de acidez que "queremos autonomía, bandera y separatismo (...). Y sobre todo mangonear la Hacienda y quedarnos con el dinerito (...). En caso contrario nos separaremos de España para incorporarnos a Lituania inmediatamente". 

Las últimas apariciones públicas de Blas Infante antes del 18 de julio fueron objeto de una detallada atención por parte del periódico El Liberal. En sus crónicas recoge la presencia de Blas Infante en Cádiz el 12 de julio de 1936 en un acto de propaganda pro- Estatuto celebrado a iniciativa de la Diputación Provincial gaditana, que tuvo lugar en la sede del ayuntamiento. Se procedió a izar la bandera andaluza en el balcón principal de la institución municipal, bajo la presencia del Presidente de la Diputación Provincial, el alcalde de la ciudad, el alcalde de Sevilla y el propio Blas Infante. A continuación, como cierre de su periplo gaditano, Infante, en calidad de presidente de honor de la Comisión Ejecutiva Pro Estatuto, asistía a un acto en el Conservatorio de Música de Santa Cecilia encabezado  por Francisco Cossí, presidente de la Diputación gaditana.

La última noticia referente a Blas Infante previa al 18 de julio fue recogida por las páginas onubenses de  El Liberal que, el 15 de julio, informaba de su próxima visita a Aracena, un viaje que nunca llegó a realizarse. La fórmula democrática del pluralismo autonómico que había abierto el orden republicano en varios puntos quedó abortada tras el golpe del 18 de julio y hasta la muerte del dictador Francisco Franco en noviembre de 1975.

Fundación Pública Andaluza Centro de Estudios AndalucesC/Bailén, 50. 41001.Sevilla Tlf:955 055 210 - Fax:955 055 211