Una de las características de la Modernidad fue el proyecto político de emancipación y libertades que autores como Habermas denominaron genéricamente el Proyecto Moderno. En el ámbito del urbanismo este proyecto se materializa en lo que podemos denominar el proyecto de la metrópolis del Estado de Bienestar. La Modernidad y su proyecto político entran en crisis, con diferentes temporalidades, entre las décadas de los 60 y 70, en el proceso que diversos autores describen como la transición del fordismo al posfordismo (ver, por ejemplo, Edward Soja, 1996). Desde los 70 a la actualidad se deconstruye el modelo territorial moderno (Estado de Bienestar/Welfare State) y se construye un nuevo orden metropolitano, - global, informacional, flexible -, que ha sido objeto de crítica y estudio por parte de numerosos autores de lo metropolitano –entre otros, Manuel Castells, Saskia Sassen, Edward Soja, David Harvey, Mike Davis, Rem Koolhaas, Antonio Negri y Michael Hardt...-. Este modelo, vinculado a la globalización y la informacionalización y basado en la desregulación, las privatizaciones y la deconstrucción de los servicios sociales (Klein, 2007), entra en una nueva crisis a finales de siglo XX y principios del XXI (Soja, 1996). Para amplios sectores sociales, el retroceso en las libertades y los derechos en múltiples ámbitos, la precarización laboral y social generalizada, la crisis de las migraciones, los graves problemas ecológicos, los problemas en el acceso a la vivienda o la actual crisis financiera y económica constituyen significativos síntomas de la necesidad de repensar el proyecto social, político y territorial contemporáneo.

La actual situación de transformación productiva, social y territorial, sugiere el paralelismo con el período fundacional del Proyecto Moderno, en el que pensadores, técnicos y artistas en alianza con las fuerzas sociales y políticas inventaron en la práctica y en la teoría (y en la lucha política) el proyecto de nuevas libertades y nuevos derechos de la Ciudad Moderna. Este paralelismo nos sugiere hoy reunir a pensadores, técnicos y artistas con nuevos movimientos sociales, para reflexionar juntos sobre la construcción de un nuevo proyecto emancipador y liberador en el contexto de la metrópolis global, flexible e informacional.

Las Jornadas se organizan en torno a 5 mesas temáticas. Cada una de las mesas temáticas se vertebra a partir de una ponencia, presentando prácticas concretas de innovación social y urbana que planteen la construcción de nuevos derechos en la ciudad, complementada por 3 comunicaciones relacionadas. Cada mesa está compuesta de forma plural incluyendo a académicos/teóricos, activistas, técnicos, artistas y políticos. En cuanto a su desarrollo, cada una consta de al menos tres partes: las dos primeras públicas, a) ponencias y comunicaciones y b) debate; y la tercera de trabajo en grupo para la redacción de un documento de conclusiones y propuestas. Cada mesa temática cuenta con un equipo de coordinación y documentación.

Las Jornadas incorporan una convocatoria pública de comunicaciones, en torno a las temáticas de las cinco sesiones propuestas. Un comité científico se encarga de su selección para la publicación en la página web del Centro de Estudios Andaluces. Asimismo, los autores de las diez comunicaciones (dos por sesión) que el comité considere más adecuadas serán invitados a participar en la dinamización de los debates.

LUGAR DE CELEBRACIÓN: Turismo Andaluz. C/Compañía, 40. 29008 Málaga


   Fundación Pública Andaluza Centro de Estudios Andaluces
   C/Bailén, 50. 41001.Sevilla. Tlf: 955 055 210. Fax: 955 055 211
   Política de Datos   Aviso Legal